Visitar Benidorm 1 dia

A todos nos encanta hacer las maletas y emprender el camino hacia un nuevo destino. Y nos gusta, además, pasar el máximo tiempo en él. Sin embargo, no siempre es posible, y, a veces, nos toca conformarnos con una escapada de fin de semana. Pero, oye, ¿acaso es eso un problema? Planeando una buena y completa ruta podremos quedarnos bien satisfechos de nuestro viaje express. ¿Estarás de paso en Benidorm?, ¿te apetece visitar la ciudad pero no tienes el tiempo que te gustaría? Allá va nuestra completa ruta para visitar Benidorm en 1 día y disfrutar de muchos de sus encantos.

Benidorm puede visitarse a través de diferentes medios: en autobús y tren turístico, bici e incluso mediante un paseo en barco por la costa. Sin embargo, la mejor forma de descubrirla es, sin duda, andando. El buen tiempo siempre acompaña, lo que hace de ese paseo una experiencia de lo más agradable. Por otro lado, la extensión de la ciudad (ni tan grande como una gran ciudad ni tan pequeña como un pueblo) hace muy factible y provechoso nuestro breve paso en ella. Por último, la compañía del mar hará que, aunque sea por unas pocas horas, la ciudad te enamore.

Nuestra ruta empieza en la Plaza de SSMM los Reyes de España, más conocida en Benidorm como, simplemente, la Plaza del Ayuntamiento donde descubriremos el, cuanto menos, curioso edificio horizontal. Si nos apetece ver un poco de verde, desde la Plaza tenemos un acceso directo al Parque de l’Aigüera. Cuando hayamos terminado, toca poner rumbo hacia las calles del casco antiguo de Benidorm.

 

 

Playa de Poniente Benidorm

Por la c/ Herrerías llegaremos a la Plaza de la Cruz, que hace de punto de encuentro para cada cita. El Paseo de la Carretera es una de las calles más transitadas de Benidorm por residentes y turistas y nos llevará hasta el Parque de Elche. Aquí nos podemos detener a contemplar el mar y la panorámica de la zona de Poniente de Benidorm y a hacernos una foto con las palomas que habitan este parque. Ahora te animamos a adentrarte en el paseo marítimo.

 

 

Cuando creamos conveniente, volvemos al Parque de Elche. Cogiendo el Paseo de Colón llegaremos al Puerto de Benidorm y al Club Náutico. Nos toparemos con una playa pequeña: la Playa del Mal Pas. Si continuamos por el Paseo de Colón hasta el final, llegaremos al faro, donde también podremos detenernos a observar la ciudad. Junto al acceso a la Playa del Mal Pas, encontramos unas cuantas escaleras. Nos toca hacer un poco de ejercicio y subir por ellas. Una vez arriba, toca disfrutar de las vistas desde El Castillo de Benidorm, uno de los puntos imprescindibles y más bellos de la ciudad. No te quedes sin descender al Balcón del Mediterráneo. Aquí sí que toca selfie obligatorio. Asomándote a cada lado descubrirás una panorámica diferente de la ciudad: Levante y Poniente.

 

 

Playa de Levante Benidorm

Llegó la hora de la comida. Ve a la plaza de la Iglesia y desciende por la c/ Mayor. Estás junto a la Plaza de la Constitución y la famosa zona de los vascos, nuestra recomendación para que le des un buen homenaje a su estómago. Con la barriga llena, toca recorrer c/Carmela Martínez para llegar a uno de los extremos de la Playa de Levante. Bajaremos la comida dando un largo paseo junto a ella. Sin duda, uno de los tramos más concurridos y animados de la ciudad a cualquier hora del día. De punta a punta de la playa te espera un recorrido de aproximadamente 30 minutos.

Si estás con ganas de andar, te recomendamos hacerlo hasta el final. Atravesarás la zona de Levante de Benidorm y llegarás al barrio del Rincón de Loix. Si no quieres andar más, te proponemos detenerte a mitad del camino, justo en el punto que corta con la Avenida Europa. Emprenderemos la vuelta al centro de la ciudad por Avenida del Mediterráneo.

 

 

Esta Avenida desemboca en la Plaza de la Hispanidad, otro punto clave en Benidorm. Desde ahí te recomendamos terminar tu paseo por las calles más comerciales en las que, además, podrás tomar una rica merienda: C/ Gambo, C/ Martínez Alejos y C/ Alameda.