Por si todavía había dudas al respecto, queremos empezar aclarando algo: el mejor momento para unas vacaciones en Benidorm es todo el año. Esta ciudad se ha ganado el privilegio de que podamos afirmar esto gracias al suave clima del Mediterráneo y a sus particulares y atractivos paisajes. Noviembre no podía ser un mes más indicado para escaparnos unos días.

Quizás no es el mes en el que conseguirás tu bronceado soñado. Tampoco es el mes en el que la temperatura del agua de sus playas está al gusto de todos, sino todo lo contrario: solo recomendamos el chapuzón a los más atrevidos. Pero lo que sí aseguran los días de noviembre en Benidorm es, a diferencia de otras ciudades españolas, disfrutar del sol, de agradables y confortables temperaturas y de calles llenas de gente, vida y planes por hacer. Para ponértelo aún más fácil y darte el empujoncito que necesitas para venir a nuestra ciudad te proponemos 3 planes para hacer en Benidorm en noviembre. ¡Sigue leyendo!

 

1. Fiestas Mayores Patronales

Noviembre es el mes de la pólvora, los fuegos artificiales y de la música y los desfiles en las calles de Benidorm. Y es que del 11 al 15 de noviembre tienen lugar sus Fiestas Mayores Patronales. Sin duda, la semana más especial para todo benidormense. Las calles se visten de luces y la gente las invade.

Si te apetece ambiente y fiesta, la encontrarás todas las noches en las dos calles principales: Calle la Palma y Calle San Roque. Si te apetecen planes de día, el sábado 11 por la tarde podrás asistir a la ofrenda de flores que recorre las calles del centro. El miércoles 15, también por la tarde, te invitamos a disfrutar del desfile de disfraces y carrozas que saldrá del Parque de Elche y llegará a la Plaza del Ayuntamiento. Y, por último, no nos gustaría que te perdieras el impresionante castillo de fuegos artificiales, encargado de cerrar las fiestas, que podrás contemplar desde cualquier punto de la Playa de Poniente.

 

2. Paseo con vistas al mar

Nada más sano y apetecible como un largo paseo con vistas al mar. En Benidorm, como podrás imaginar, esto es posible cada día del año. Hoy, te recomendamos una ruta: partir desde el Parque de Elche y disfrutar de un recorrido de aproximadamente 40 minutos hasta llegar a la Cala de Benidorm. El nuevo paseo marítimo de poniente nos ofrece la compañía del mar, zonas de juego para los más pequeños y un sinfín de restaurantes y cafeterías en las que comer buen marisco o una rica merienda. Al llegar al final de tu paseo podrás echar la vista atrás para contemplar una bonita panorámica de la ciudad.

👉 Descubre la ruta aquí.

 

3. Gofres y crepes para merendar

Con nuestro tercer plan que te proponemos para noviembre queremos darle un pequeño homenaje a tu estómago. Después de un paseo por el casco antiguo de Benidorm, tienes que hacer una parada obligatoria en la gofrería y crepería Manneken-Pis. La encontrarás en la Avenida Martínez Alejos o en el Paseo de la Carretera. Un pequeño y cuco quiosquito que esconde una gran oferta de crepes y gofres dulces o salados. Desconocemos qué ingredientes mágicos utilizan para la masa de sus productos pero son, sin duda, los crepes y gofres más ricos de todo Benidorm y, muy probablemente, del mundo entero.